Atención Psicológica

Las personas con discapacidad pueden mostrar los mismos trastornos psicológicos que las personas sin discapacidad. Sin embargo, se encuentran diferentes factores biológicos, psicológicos y sociales que pueden causar una mayor presencia en este colectivo de personas.

Por ejemplo, en los primeros momentos, uno de los impactos más complicados de soportar es el diagnóstico de discapacidad, ya que la persona que lo recibe vive un periodo de aceptación que la puede conducir por varias etapas: la negación, la culpa, la rabia y la aceptación.

Este hecho no solo puede comportar limitaciones laborales y sociales, sino que es un impacto importante a nivel emocional. Supone un proceso de cambio y de adaptación en el ritmo de vida de la persona y posiblemente de sus familiares.


Ofrecemos un espacio individual donde la persona se sienta segura y con confianza para acompañarla y guiarla en su proceso de mejora o cambio.


BENEFICIOS

Aumento del bienestar emocional
Mejora de la calidad de vida
Mejora del autoconocimiento
Desarrollo de nuevas capacidades relacionales
Mejora de la autoestima y autoeficacia
Fomento de la autonomía

Aplicamos la Terapia Breve, un modelo de psicología centrado en buscar soluciones de la manera más rápida, eficaz y menos dolorosa. Se centra en tratar la dificultad que expone la persona como causa de su conflicto "aquí y ahora".

Aparte de identificar los problemas actuales y las causas que los generaron, se trata de explorar los recursos de  los que dispone la persona y potenciar sus habilidades para llegar a conseguir su bienestar emocional.

Es una intervención breve y focal que tiene la finalidad de extinguir los trastornos de la persona y pretende ofrecer una reestructuración con las que cada uno construye una realidad y la afronta.