Una vida activa en la salud física y emocional

21/05/2020
Laia Planella | Educadora Física Deportiva de MIFAS Active (Col. 59.361)

El ejercicio promueve la salud física y emocional a lo largo de la vida, reduciendo el riesgo de mortalidad y disminuyendo la prevalencia de complicaciones de la salud que contribuyen a padecer enfermedades crónicas.

La actividad física es cualquier movimiento provocado por los músculos esqueléticos que produce un gasto de energía. Y el ejercicio físico es un subconjunto de actividad física caracterizado por estar estructurado, planificado y repetitivo que tiene como finalidad la mejora o el mantenimiento de la forma física.

Mantener un estilo de vida sedentario, o con poca actividad física o casi nula, puede conllevar enfermedades cardiovasculares, trastornos musculoesqueléticos, trastornos psicológicos, enfermedades pulmonares, trastornos metabólicos e incluso cáncer.

Cabe mencionar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace una prescripción de ejercicio físico para tener una buena salud, y recomienda hacer ≥150 minutos a intensidad moderada o ≥75 minutos a intensidad alta a la semana.

La importancia de hacer ejercicio físico:

El ejercicio promueve la salud física y emocional a lo largo de la vida, reduciendo el riesgo de mortalidad y disminuyendo la prevalencia de complicaciones de la salud que contribuyen a padecer enfermedades crónicas y reduce los límites que las patologías puedan imponer al cuerpo. También requiere integrar las respuestas fisiológicas a través de los sistemas musculoesquelético, cardiovascular, autonómico, pulmonar, termorregulador e inmunológico.

Es el método más efectivo, seguro, asequible y empoderador para reducir el dolor crónico, y las personas que se mantienen activas sufren menos dolor, depresión y estrés. Sin embargo, perciben una mejor calidad de vida y un mejor concepto de su físico.

Como hemos mencionado al principio, debe ser estructurado y planificado. Por este motivo, lo más adecuado es contactar con Educadores Físicos Deportivos para que nos asesoren y nos controlen la intensidad, el volumen y la técnica de los ejercicios.

Así pues, ahora que llega el buen tiempo es un buen momento para cambiar nuestro estilo de vida y empezar a hacer ejercicio físico. Tenemos más horas de sol y más tiempo libre. No obstante, también se debe tener en cuenta los horarios y el lugar porque el calor puede ser perjudicial.

¡Aprovecha estos días de verano para venir a MIFAS Active a entrenar con nuestra educadora física deportiva y haz un cambio en tu vida!

Además, del 20 de julio al 30 de agosto todas las sesiones estarán al 50% de descuento, ¡porque queremos ayudar a activarte!

Servicio de entrenamientos personales MIFAS Active: ENTRA AQUÍ