Entrevistamos a Alex Vilar, cliente del Centro de Salud y Deporte MIFAS Active

12/02/2021
MIFAS Active

Hoy, el protagonista de nuestra entrevista es Alex Vilar, afectado de esclerosis múltiple, una enfermedad crónica degenerativa que afecta al sistema nervioso central, de adultos jóvenes de entre 20 y 40 años.

Álex es socio activo de MIFAS y cliente de nuestro centro MIFAS Active desde hace algo más de un año y en esta entrevista nos cuenta que, desde que viene al centro, ha ido manteniendo la fuerza y ​​la destreza y ha notado mejora en algunas habilidades motrices, sobre todo, ha recuperado fuerza para las transferencias.

¡Le animamos a que lea su testimonio!

¿Cuántos años tienes?

Tengo 35 años.

¿A qué edad comenzaron a aparecer los primeros síntomas?

Hacia los 28-29 años.

¿Estos primeros síntomas, como se manifestaron?

Al principio me fallaba la pierna izquierda pero sólo de vez en cuando, cuando caminaba mucho rato. Esto se fue haciendo de forma progresiva más frecuente hasta que fue permanente y tuve que empezar a utilizar bastón. Después fue empeorando hasta que necesité la silla de ruedas.

¿Qué tipo de esclerosis tienes?

Esclerosis Múltiple Primaria Progresiva.

¿Qué cambios físicos has sufrido desde que te diagnosticaron la enfermedad?

Como he comentado antes, empecé teniendo dificultades para mover las piernas y fue, además, especialmente la pierna izquierda. Pero ello también se sumó espasticidad de las extremidades, que es la sensación de rigidez. Además, con el tiempo han ido apareciendo otros síntomas como dificultades para los movimientos finos de las manos, un poco de alteraciones al pronunciar (lo que se denomina disartria) y pérdida de visión. Pero lo que más me afecta es la debilidad generalizada, me canso muy fácilmente.

¿Cuánto tiempo hace que vienes a nuestro centro?

Algo más de un año.

¿Con qué te ha ayudado?

No sólo hemos hecho un trabajo de mantenimiento, sino que también noto mejoría en algunas habilidades motrices como que he recuperado un poco de movilidad de la pierna izquierda y tengo más fuerza para hacer las transferencias. Además, las profesionales del centro se han preocupado de darme consejos sobre ayudas técnicas que me pueden facilitar el día a día. ¡Y todo el personal que trabaja allí es muy agradable!

¿Aconsejarías el centro MIFAS Active a personas con tu misma situación?

¡Por supuesto! Sin lugar a dudas. Me ha aportado muchas cosas, tanto a nivel físico como emocional.

Comentarios